Acciones exitosas de inteligencia criminal en el operativo Beirut

Inteligencia criminal con los nuevos refugiados sirios

Los futuros refugiados sirios son analizados por controles exhaustivos de Inteligencia Criminal

Debido a las emotivas fotos de los asilados de la Guerra Civil Siria llegando los primeros días de mayo al Aeropuerto Internacional, hay otra historia -pero esto no fue popularmente conocido– respecto al proceder llevado adelante por una delegación argentina que recorrio Medio Oriente para determinar si los que solicitan protección no signifiquen un riesgo para la protección de todos. Entérate de las misiones de la conocida Misión Beirut, llevada a cabo en los meses pasados por integrantes del Ministerio de Seguridad y Cancillería, personal de inteligencia y miembros del Grupo Alacrán de Gendarmería que viajaron a la ciudad más importante del Líbano con el fin de evaluar a un número de ciudadanos sirios que se interesaron para el programa de acogidos que brinda nuestro país y que ya dio alojamiento a unas 1.500 personas provenientes de Medio Oriente, núcleo de la actividad terrorista del Estado Islámico. “La meta es certificar que ninguno de los ciudadanos originarios de una de las regiones más importantes de la actuación del Estado Islámico tenga vinculaciones con las bandas terroristas dispuestas para actuar en cualquier partes del mundo”, explicó uno de los integrantes de la comitiva.

El informe con el resumen del relevamiento ya está en manos del presidente de la nación y se la aprobación para una nueva programación donde se decidirá por un nuevo número de los más de 1.500 sirios que solicitaron los visados.

Debemos verificar muy bien la identidad de estas personas por la seguridad nacional

El gobierno anterior respaldo el desarrollo del Proyecto Siria -después fue parada por la administración anterior- no se planeo en un primer momento ningún tipo de verificación acerca de las identidades de los interesantes en recibir refugio. Gran error. “En un momento de guerra, las documentaciones son principalmente difíciles de corroborar estos casos como por ejemplo el robo de identidades, el tráfico de personas, el rapto de menores y fugas de muchos responsables de crímenes de lesa humanidad con identidades apócrifas”, deja entre ver el informe. El trance que desterró a cinco millones de sirios durante el último tiempo causó que por unos cuantos U$D tengan la posibilidad de tener un pasaporte original de Siria en blanco. Tras de estas maniobras de adulteración puede esconderse un plan terrorista. Los ejemplos son abundan. 2 de los atacantes teatro de París eran iraquíes que viajaron al país por Grecia con pasaportes sirios conseguidos en el mercado negro. “Por este motivo era fundamental comprobar que la información de los pasaportes fueran verdaderas, por este motivo se implementó un sistema consistente en citas con los solicitantes, el análisis de los documentos y un reconocimiento facial realizado con la tecnología más avanzada que existe en la actualidad, idéntica a la que manejan en Estados Unidos para identificar el cadáver de Bin Laden, en el marco de la Operación Arpón de Neptuno”, relato la persona que brindó estos datos. Los datos recolectados durante este procedimiento fue comparada con los bancos de datos de las entidades de inteligencia norteamericana, lo que dio la oportunidad de establecer o desechar la relación entre los investigados y los posibles terroristas (o allegados) cuya averiguación esta secreta. De la totalidad de los evaluados, 7 no sortearon cualquiera de los tres métodos de comprobación y se les negó la solicitud de refugio.

Qué medidas se tomarán luego de estos sucesos

No solo fue suficiente la eficiente tarea desarrollada por los integrantes de esta comitiva, una duda que desvela a los integrantes de nuestro gobierno: ¿cómo comprobar las identidades de los 1.500 sirios que ya se encuentran en el país previamente a la aplicación de este metodo de seguridad? Una acción pendiente que deberán superar sin poner en riego las garantías humanitarias que conllevan esta serie de acuerdos de asistencia internacional. “No podemos permitir un nuevo ataque terrorista en nuestro país y para evitarlo, tenemos que permanecer atentos a distintos tipos de prueba por las organizaciones terroristas que hoy no requieren de mucha logística para provocar daños enormes”, concluyó el especialista.